• Fada Nails

¿Por qué nos pintamos las uñas?

Actualizado: jul 9

Las uñas son una parte de nuestro cuerpo que también solemos “maquillar”.


Desde la época de los faraones en el Antiguo Egipto hasta la actualidad, las uñas han pasado por diferentes estilos, colores y decoraciones.

Dicen que los primeros que comenzaron a pintarse las uñas fueron los pertenecientes a la nobleza egipcia, ya que el color rojo que utilizaban los distinguía del resto. En China también se vieron destellos metalizados en las uñas de la dinastía Zhou, así como rojos oscuros o negros en la Dinastía Ming. Entonces, los esmaltes se conseguían a base de mezclar ingredientes como clara de huevo, cera de abejas y goma arábiga.

Alrededor del 1900, las mujeres comenzaron a poner cremas y polvos de color en sus uñas cubiertos por un barniz transparente, pero el resultado obtenido solo duraba unas horas.


En 1917, Cutex lanzó el primer esmalte de uñas líquido que empezó a comercializar por 35 céntimos de dólar convirtiéndose en un artículo de lujo para la época. Revlon también fue una de las primeras marcas en apostar por esta nueva tendencia.

En 1957, el dentista Frederick Slack se rompió una uña mientras trabajaba y para solucionarlo utilizó rápidamente un acrílico que tenía a mano y reparó su uña ayudado por un poco de papel de aluminio.

Este fue el comienzo de las extensiones de uñas acrílicas, pero su expansión se produjo en 1970 gracias a Hollywood con motivo del rápido crecimiento de la industria del cine y la necesidad de optimizar los tiempos de rodaje. Anteriormente, no se había dado importancia a las uñas de las actrices porque las películas eran en blanco y negro, pero con el color fue necesario un estilo de uñas que combinara a la perfección con los cambios de vestuario. Fue así como a Jeff Pink, fundador de la firma cosmética Orly, se le ocurrió en 1975 pintar las puntas en blanco y dejar el resto al natural, únicamente resaltado por el brillo. Esta nueva tendencia fue llevaba a París, la ciudad de la moda, cosechando tanto éxito que terminó por denominarse “manicura francesa”.






Llegando a los ochenta, los colores vibrantes y los neones en las uñas complementaban el arcoiris de los maquillajes de la época.

Con el nuevo siglo, las opciones comenzaron a ser infinitas. Uñas cortas, más largas, puntiagudas, cuadradas, redondeadas, con colores vivos, mates… En 2012, la venta de esmaltes para uñas alcanzó la cifra de $768 millones solo en Inglaterra, superando el récord hasta ahora batido solo por los pintalabios.






En la actualidad, pintarse las uñas es un must have innegociable dada la variedad de opciones que existen el el mercado. ¡Una verdadera locura! Podemos encontrar cosas tan novedosas como acabado de terciopelo, mate, con decoraciones,rubber nail polish, magnéticas, metalizadas, efecto marmolado, con stickers glitters y así podríamos seguir enumerando… ya que la imaginación nunca acaba.


Tengas la idea que tengas en mente, en Fada Nails serás atendido por un gran equipo de profesionales que realizarán cualquier diseño que desees. ¡Visítales! Un trato inmejorable, un servicio atento y un buen precio te están esperando. No olvides reservar hora en el teléfono: 93 180 89 08 o en el 609 632 271.

C/ Dr. Fleming 7, bjos 1º (Esquina c/ Jacint Verdaguer) - 08330 Premiá de Mar (Barcelona)
 

Tel.: 93 180 89 08 - 609 632 271 (pedir hora)

Copyright 2012 Fada Nails - Diseño web: puntoyaparte.net


Horario: de martes a viernes del 9h30 a 19h, sábados de 9h a 14h. Lunes cerrado

  • Icono social Instagram